Depresión post-vacaciones… también le toca a tu perro!